A vuelo de pajarita

Textos escritos por el elenco durante la celebración de los 40 años del TET

21/08/2013

Sobre el TET

Son muchas y muy diversas las cosas que he aprendiendo en esta institución de carne y hueso. Como persona, artista y profesional. Empecé mi camino en el TET en marzo del 2007, de allá para acá, van apenas seis años y medio. Parece poco, y ha sido tanto.

En su sala de ensayo descubrí mi cuerpo de actriz-mujer, sus dimensiones y posibilidades expresivas. Siempre he relacionado el teatro con lo lúdico y aún lo hago, pero en este proceso tuve que ir más allá, al otro lado. Fue empezar un camino a tientas, intentando guardar silencio, fallar, entonces aprender a callar, a reflexionar callada, y con el paso del tiempo ir comprendiendo con la mente y también con el cuerpo, para qué callada, para qué la disciplina, para qué “el ciclo”. Para el misterio, para la magia. También para el compromiso, pero no solo para o con una institución sino para con el teatro, con el oficio, para con uno mismo como persona. COMPROMISO, qué palabrota para alguien “volátil” como yo, qué miedo. Pero contra todo pronóstico, me quedé y me involucré en cada proyecto que en este espacio se desarrolló durante este tiempo.  

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

7/10/2013

Sobre el TET

TRABAJO, esa es una palabra clave que me viene cuando pienso en lo que se ha significado el TET en mi vida. Desde que me relacioné con esta “afamada” agrupación teatral, trabajo es lo que he visto y es lo que me ha inspirado hacer. AMOR palabra clave también, amor de ese incondicional, de ese que parece familia y a veces da fastidio. Y digo amor, porque si bien cuando llegué al taller de formación estaba ya enamorada del teatro, aquí aprendí a amarlo con sus defectos más profundos, con sus asperezas, con sus grupos, sus horarios y nuestros egos.

El aprendizaje no ha sido solo como actriz, sino apuntando a ser una profesional integral de teatro. También ha tenido eco en mí como mujer, como individuo. Mi paso ya no solo por el Taller de Formación Actoral, sino por todo lo vivido después.

Otra palabra: DISCIPLINA, planteármela así seriamente fue una novedad que con certeza cambio mi manera de relacionarme con el mundo, aún sigo buscando esa disciplina, espero irme acercando poco a poco.

El trabajo en equipo ha sido fundamentalmente, aprender a estar al servicio del otro, en escena y fuera de ella (producción), al servicio del teatro con arte, con amor-respeto-práctico, creativo-alternativo-convites… Relacionarse y sobrevivir en un grupo de teatro: ceder, imponer, defender, solucionar, ceder, comprender, ceder y luego ceder un poco más, para volver a defender, luchar… COOPERAR.

Si para mí el TALLER EXPERIMENTAL DE TEATRO ha sido todo esto, me pregunto qué y cuánto no habrá sido para todas aquellas personas que formaron parte de su historia, que hoy está muy cerca de cumplir 41 años.

Este texto no es nada concluyente, es la reflexión que me viene ahora a vuelo de pajarita que va a volar. Qué agradece grandemente todo lo que este TET con sus más de veinte integrantes de carne y hueso le han dado, enseñado y amado.

Yuma eres un maestro, lo demás es posterior.

Os amo en grande.

Yazel Parra Nahmens

Fotografía: Franca Franchi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s